Katherine Jackson da la versión oficial de por qué cortó la comunicación con sus nietos

La madre de Michael Jackson sugirió que había sido víctima de un engaño en los documentos que tuvo que rellenar de cara a obtener la guardia y custodia de los hijos del rey del pop, Prince, Paris y Blanket. En los papeles, la matriarca del clan aseguró que tenía previsto hacer un viaje por carretera hacia Nuevo México para ver a sus hijos en concierto, pero el 14 de julio un doctor del que no sabe decir su nombre se presentó en su casa y, tras un reconocimiento, le dijo que era mejor que fuera en avión.

Katherine afirma entonces que tomó el avión pero que cuando se bajó de él se encontró en Tucson, donde fue llevada a un complejo hotelero de lujo.

''Sus hijos la llevaron a un spa porque tenía la presión alta'', dijo su abogado.

Cuando llegó al hotel le quitaron su teléfono y su iPad, y el teléfono de su habitación fue desconectado. También dijo que su televisión tenía sonido pero no imagen por lo que no se dio cuenta de que había sido dada por desaparecida.

''En ese momento confíe en la gente con la que estaba'', afirmó Katherine.

Esta declaración contradice lo dicho por la propia abuela Jackson en declaraciones previas a ABC News en las que llamó a su repentina desaparición: ''unas vacaciones cortas''.

''Una de las razones por las que no llamé fue porque dejé a un lado mi teléfono y no quería recibir llamadas mientras estuviera ahí'', dijo en una entrevista.

Cargando...