El Séptimo Harto

Michelle Rodríguez no estaba muerta, andaba de parranda

Michelle Rodriguez / GettySi hay algo que la actriz Michelle Rodríguez sabe hacer impecablemente bien en sus películas, es interpretar a mujeres más viriles que un velludo ataviado en cuero montando en una Harley... y luego morir.
No hacen falta habilidades de pitonisa para saber con antelación que en cualquier cinta donde aparezca su nombre, el personaje que interpreta (seguramente un policía, o infante de marina con ascendencia latina) morirá de la manera más violenta posible, ya sea baleada, mordida por un zombie y luego sacrificada o víctima de una estruendosa explosión.

Durante años, Rodríguez -quien es el ejemplo perfecto del encasillamiento de papeles en Hollywood- ha interpretado a personajes femeninos con más testosterona que el hijo de Azalea y Chuck Norris, y por una extraña razón que sólo la Meca del Cine entiende, destinados a estirar la pata de la manera más impetuosa y agresiva.  

En alguna ocasión, la estrella fue cuestionada sobre el por qué sus parsonajes parecen siempre sufrir de tan cruel fortuna, a lo que grácil como un oso grizzli usando stilettos Louboutin, respondió: “Porque no me quito la ropa y no soy la novia de nadie. Los escritores son novatos ante todo este asunto de la chica ruda y no saben qué hacer conmigo. Tienen al tipo que es fuerte, así que ¿qué hacen con la chica que es fuerte? La matan.”

¡Buenas nuevas para Michelle Rodríguez! Esta semana se anunció una noticia que bien podría cambiar la suerte de la actriz y romper con el mortífero patrón que tanto la persigue. No, no va a fallecer dignamente de rubéola en lugar de volar en mil cachitos en su próxima cinta, sino que, básicamente, la estrella regresará de la muerte.

Así es, después de morir dos veces en la primera parte de `Resident Evil´, su personaje, Rain Ocampo, regresará en la quinta entrega de la saga titulada `Resident Evil: Retribution´, aunque se ignora por completo de qué absurda manera la traerá de vuelta el director Paul W.S. Anderson.  La última vez que supimos algo de la teniente Ocampo fue que había sido atacada por un zombie para luego volarle los sesos, lo que significa que está muerta…¿o no? (Chan cha cha chaaan).

Aunque si regresara como un zombie vengativo técnicamente seguiría muerta, siempre es mejor estar muerto en vida que seis pies bajo tierra. Vamos por buen camino, Michelle; ánimo, y ¡Mucha vida!

 Sigue mi rastro de migajas en Twitter...

Cargando...

 

YAHOO CELEBRIDADES EN FACEBOOK