El Séptimo Harto

Los Oscar según Joan Rivers

Joan Rivers / GettyNo dudo que muchos de ustedes sintonicen la 84ª entrega de los premios Oscar este domingo por el regreso de Billy Crystal como anfitrión, la emoción del instante cuando abren el sobre para anunciar a los ganadores o de plano porque la tele no tiene otra cosa mejor que ofrecer. Pero seamos honestos: muy en su interior se esconde un implacable criticón al que lo único que le importa es oír la respuesta a la pregunta “Who are you wearing?”

En los últimos 15 años, el paso por la alfombra roja de los Premios de la Academia se ha convertido en un evento tan significativo para el público, como la ceremonia misma; la presión que sienten las estrellas por verse bien y acertar en su elección de trapos es proporcional a la que sienten por sus nominaciones, y ¡ay de ellos si se equivocan! pues aparecer en una lista de los peor vestidos es tan espinoso como llevar una letra escarlata bordada en el pecho.

La culpable de todo este escrutinio público es Joan Rivers, quien fue la primera en formular la temida pregunta por ahí de 1995 y probablemente, la primera en tener los pantalones de criticar sin pelos en la lengua cuando algún famoso comete un delito de moda.
 
Tras ocho años de ser la entrevistadora oficial del canal E! en la alfombra roja, la comediante se hizo a un lado en el 2003 y ahora es anfitriona del exitoso programa `Fashion Police´ apoyada por un panel de expertos en moda, estilismo y tendencias. Aunque los famosos dieron un respiro cuando Joan dejó el micrófono de las alfombras rojas, la reina de la crítica afilada sigue acechando de lejos a todo aquél que no cumple con el protocolo de lo 'fashion', y en más de 15 años, enfocando sus mordaces comentarios a la crema y nata de Hollywood, la diva ha acumulado varias anécdotas dignas de mención.

Rivers, de 78 años y 739 cirugías plásticas, admitió que uno de sus peores momentos en la entrega de los premios Oscar fue cuando entrevistó al nominado Anthony Hopkins: “Confundí a su esposa con su mamá. No quieres herir a nadie y yo pregunté, `¿Esta es tu madre?´ Y él dijo, `No, es mi esposa.´”

Otro momento incómodo sucedió el año pasado cuando criticó el fleco de Sandra Bullock diciendo que la hacía ver como un perro Pequinés e inmediatamente después de grabar el programa, se sentó junto a ella en un avión: “Se me acercó corriendo y dijo `¡Hola!, ¿Cómo estás?´ Beso, beso, beso. Y mientras tanto nosotros acabábamos de decir que no nos gustó lo que traía puesto…”

Joan Rivers / Getty¿En cuanto a los personajes más difíciles para entrevistar? Ganadores del Oscar que son groseros y celebridades deshonestas: “¡Jennifer Aniston no dice la verdad sobre nada!”, confesó. “No me gusta nadie que te da la respuesta fácil.”

Otro némesis de la comediante es el ganador como Mejor Actor del 2001, Russel Crowe: “Es miserable en la alfombra roja. Si no te gusta, ¡salte de la alfombra! ¡No estés ahí!”

Pero Joan no es solamente veneno y bilis derramada, admitiendo tener una que otra estrella consentida: “Leonardo DiCaprio es adorable y no te lo esperas, o Nicole Kidman tiene un gran sentido del humor.” Otros en su lista de favoritos son Tom Hanks y George Clooney, quien en alguna ocasión le ofreció un saco a su hija, Melissa, cuando ésta temblaba de frío.

No ha de ser fácil ser una figura pública y terminar en la lista de los peor vestidos de esta mujer, pero la comediante ofreció un sabio consejo a quienes son blancos de sus vituperios:  “No nos lo tomamos en serio y ellos tampoco deberían de hacerlo.”

A dos años de ser octogenaria y más de cincuenta años de carrera artística detrás, Rivers no ha perdido la pasión por lo que hace, ni tampoco su afición por las entregas de Premios que la pusieron en el ojo público como una de las comentaristas más queridas y a la vez más odiadas de Hollywood.

“Tienes que seguir siendo un fan para disfrutar los Oscar y la alfombra roja.”, dijo convencida. “Y yo sigo siendo una gran fan.”

Sígueme en Twitter

Cargando...

YAHOO CELEBRIDADES EN FACEBOOK